Mi historia

Conrado López em Machu Picchu

Viviendo todavia en España, con una vida exitosa como “hombre de negocios con corbata” que viajaba por todo el pais haciendo negocios con productos informáticos y gestionando las centrales de compras como el El Corte Inglés, Hipercor y Alcampo, entré en contacto con el Reiki y después de ser invadido por esta energia amorosa, fui guiado a ser voluntario practicante de reiki en niños con cáncer en el hospital La Paz de Madrid. Después de 2 años de voluntariado, pasando unos días de descanso en la casa de la montaña en Somiedo (Asturias), mientras disfrutaba del espectáculo nocturno de las Perseidas -lluvia de estrellas que ocurren en el mes de agosto- mi corazón me mostró que las horas que dedicaba a los otros era el momento más feliz y satisfactorio de toda la semana y en aquel momento, viendo las estrellas, fugaces hice un compromiso con el Creador para seguir siempre las orientaciones de mi corazón y servir de la forma que fuese posible al Bien Mayor.

Sin saber, ese compromiso sería el comienzo de un mágico viaje sin retorno que comenzó a los 33 años de edad.

El 31 de diciembre de ese mismo año (2009), dejé mi trabajo, alquilé el apartamento que tantas alegrías me había dado con sus amaneceres sobre el Skyline de Madrid e por amor hice mis maletas y me mudé de continente, instalándome en Brasil el dia 03/03/2010 (333). En esta nueva tierra me reencontré con personas maravillosas que hicieron mi vida más ligera, ayudándome a me conocer mejor y a descubrir mis capacidades co-criativas.

El deseo de satisfacer las necesidades de mi corazón me llevó a hacer cursos en diferentes países, trabajos con la glándula pineal en Chile con Fresia Castro, la Reconexión con Eric Pearl en Buenos Aires, formación de Profesor de Transformación Cuantica de la Consciência con Silvana da Cunha, Registros Akashicos com Alessandra Dipra, Thetahealing con la francesa Julie Morin y todo tipo de trabajos de autoconocimiento que llegaban a mis oídos, como trabajos chamanicos, arcturianos, pleiadianos.

El dia 01 de noviembre de 2012, participando del Kundalini Tour de Kryon, visitamos el santuário de Machu Picchu y siguiendo las recomendaciones de Kryon, conecté mi corazón con el corazón de Gaia (Machu Picchu) y preguntando con mucha humildad “Madre, tienes algo para mi?” mi mirada fue llevada a un muro de piedra y clavando los ojos en un pequeño hueco, encontré una piedra, un presente muy especial de los “Abuelos Inkas”. Después de ese dia, fui llevado para lugares mágicos del Planeta con experiencias y aventuras tan sincronizadas que solo se puede compreender quando la razón deja paso al corazón. En menos de 3 años viajé a los cinco continentes, visitando mas de 20 países, buscando me conocer mejor y conectándome con la sabiduría ancestral de los lugares visitados.

screen-shot-2017-02-14-at-12-52-09-am

Lugares mágicos como Hawa’ii con el Dr. Todd y el Coro Lemuriano el 21/12/2012, Isla de Pascua (equinoccio de marzo de 2013), Isla de Delhos (casa del dios Apolo, en el solsticio de junio de 2013), Tiwanacu y Lago Titicaca (equinoccio de septiembre de 2013), Chichén Itzá con el Dr. Todd y el Coro de la Compasión (solsticio de diciembre 2013), Egipto (año nuevo 2014), China, Tailandia, Argentina, Hong Kong, Bolívia, Dubai, Perú, Canada, España, Estados Unidos, Mt. Shasta con Dr. Todd y el Coro de la Celebración (solsticio de junio 2014) y posteriormente sustentar la energia del Portal 7/7/7 en el Miami’s Circle, un sagrado “Stonehenge” para los nativos americanos de la Florida.

En 2015, durante el equinoccio de marzo, después de participar del Coro de la Creación con el Dr. Todd, mientras visitava la montaña sagrada de Uluru, los antepasados de esta tierra cargaran una energia especial en la piedra que había recibido en Machu Picchu y recibí la mensaje para dejar de colgar la piedra en el cuello, porque yo sería su portador, la piedra continuaria estando conmigo pero ella ya no era para mi. Pasaron los meses y continué llevando la piedra por diferentes lugares como Monserrat en Catalunya (solsticio de junio 2015), el Grand Canyon, Area 51 en el desierto de Nevada, USA, los bosques de secoyas en Yosemite Park, San Francisco, Silicon Valley y Los Angeles hasta que en septiembre de 2015, durante el equinocio, fue resuelto el misterio de la piedra mágica de Machu Picchu.

Siguiendo las orientaciones recibidas, organizamos un viaje a Perú con la intuición de pasar el equinoccio de septiembre en Machu Picchu con un grupo de exactamente 21 personas y un chamán Shipibo original de la selva amazónica peruana que había conocido el 1 de noviembre de 2014 en el Valle Sagrado (exactamente dos años después de recibir la piedra). Con el grupo formado milagrosamente con los 21 miembros y el chamán, el dia del equinoccio (21), haciendo una ceremonia a los pies de la ciudadela de Machu Picchu y con los Apus Sagrados de las montañas en nuestra frente, la “piedra” de los inkas que había sido recibida por un español, fue entregada al chamán, elegido por los “abuelos” como el representante de los inkas.

Conrado López e Juan Carlos Quispe • Equinócio SET 2015 em Machu Picchu

Reconozco que fue un grande aprendizado el entregar la piedra que tanto significaba para mi, más que un amuleto, mas que cualquier bien material, era la confirmación de que estaba conectado con la Tierra y el mundo espiritual. Pero la mensaje era muy clara y directa, “la experiencia humana es muy breve en comparación con la vida del planeta, nosotros humanos somos temporários y todo lo que podamos hacer para el Bien Mayor de Todos siempre será mais importante que el bienestar personal de un individuo”. En aquel momento, ocurrió una grande cura en las heridas causadas por la barbarie con que el viejo continente colonizó las Américas. Todavía en el camino, saliendo de Machu Picchu, recibí un mensaje de Gaia diciéndome que todo había sido una prueba para ver si realmente estaba preparado para el siguiente paso.

Continuando con la aventura, fui llevado a Israel con el Tour de Kryon “El Retorno de los Maestros” y cantamos en Tel Aviv el Coro de la Paz con el Dr. Todd. Finalizando el año pasando el solsticio de diciembre en Newgrange na Irlanda.

Después de la primera visita a Egipto en 2013, sentí el llamado para organizar excursiones a los lugares sagrados del planeta, especialmente en las fechas de los equinoccios y solsticios cuando se intensifica la energía cósmica y telúrica en los centros visitados.

Los viajes son de autoconocimiento y los participantes acostumbran tener experiencias transformadoras. Pero existe un hecho mágico en cada viaje: resulta que con cada aventura, el grupo interactúa y hace un servicio de recalibración energética para el próprio planeta. Sé que puede ser difícil de acreditar, pero esa es una de mis misiones y, cuando es hecho en grupo, todo se magnifica. Podría contar historias increíbles de las viajes que estamos realizando y los participantes son testigos y protagonistas de muchas de esas historias, creo que hasta daria para escribir un libro.

Siguiendo las directrices de los Guias, en 2016 pasamos el equinoccio de marzo en la Isla de Pascua con un grupo de 13 personas, conectándonos con la sabiduría de la Lemuria y disfrutando del eclipse de luna más mágico y sincronizado que he vivido en esta vida.

En junio de 2016 viajé a Arkansas para participar de voluntário y cantar en el Coro Cristalino con el Dr. Todd, sintonizandonos con los Cristales Atlantes y la Red Cristalina del planeta. En septiembre llevé un grupo al Lago Titicaca para recibir las energías del equinoccio en el enigmático y mágico portal de Aramu Muru y Tiwanacu.

El mismo año, pasamos el mágico Portal 11/11 en el interior de las Pirámides de Giza con un grupo formado por 27 miembros, terminando nuestra aventura en el mágico oasis de Siwa.

Siento que en cada una de estas viajes, recibimos regalos y estamos siendo preparados para cumplir la misión que todo ser humano tiene para esta vida en la Tierra.

En 2017, recién comenzado el año, vino un fuerte impulso dentro de mí, para retomar un proyecto que habia recibido en 2011 y que ahora es el momento de comenzar a expresar y manifestar el Proyecto Adam Kadmon. Es una Universidad espiritual, un espacio sagrado que a igual de como lo hicieron los antepasados de este planeta, estará sintonizado con las energias telúricas e cósmicas, permitiendo al ser humano a se reconectar con la esencia de quienes somos y entender cómo vivir la vida en su plenitud y armonía con el planeta, con los otros y sobre todo con uno mismo.

Conrado López

Aprovecho esta oportunidad para agradecer a todos los seres que participan de este mágico viaje que estoy viviendo, siento que si vosotros la vida habría sido muy diferente, por eso agradezco y honro a todos y a cada uno de ustedes, por ser como son, por me ayudar a crecer, a vivir y en definitiva a ser quien realmente YO SOY.

Conrado López